Paso a paso

Enrique Couselo González cruzó el Atlántico desde su Uruguay natal allá por agosto 2002. Muchas ilusiones y expectativas acompañaban ese viaje hacia Galicia pero se encontró también con algún sobresalto: en el mes de abril del año 2014 Enrique sufrió un infarto cerebral mientras se encontraba en su casa. Acompañado de su mujer Paula Ventureira una ambulancia los trasladó al Chuac donde fue ingresado y operado de urgencia. Después de 38 días en coma y 40 en UCI pasó a la planta nueve de este hospital coruñés con una hemiplejia en el lado izquierdo. Meses después fue trasladado al hospital de Oza donde permaneció  otros siete meses y poco después solicitó el ingreso en el Cpap de Bergondo. 

DSCN2000

En septiembre del 2015 Enrique llegó en silla de ruedas y comenzó los programas de rehabilitación específicos de este Centro del Imserso: recibe diariamente fisioterapia, participa en el taller de habilidades visuaespaciales y asiste a las clases de informática adapatadas a su nivel de formación. 

Nacido en San José de Mayo, a unos de 90 kilómetros de la capital de Uruguay ha sido palista de profesión. Trabajó además de en su país natal, en Brasil y Estados Unidos, al servicio de la empresa Caterpillar. A su llegada a España formó parte del equipo que comenzó con las obras del puerto exterior de Punta Langosteira. 


Fue en ese momento de su vida cuando se produjo el ictus, hace casi ya tres años, un periodo de tiempo que  Enrique define como «una lucha total» aunque afirma sentirse muy feliz de todos los avances obtenidos y de los que están por llegar. Entre sus planes inmediatos están seguir mejorando su recuperación física, su movilidad y autonomía en las instalaciones del Cpap y reorientarse laboralmente hacia el sector informático y multimedia.


Su mujer, Paula Ventureira le acompaña habitualmente en sus viajes desde Caión (Arteixo) y nos da su punto de vista sobre la evolución de Enrique en estos dos últimos años; «la evolución ha sido muy positiva, sigue progresando de manera continua. Ha mejorado especialmente en su atención, responsabilidad y su participación activa en la vida familiar e incluso en su control emocional». Paula destaca además la importancia del apoyo de las familias en el proceso de recuperación, del que ella sigue participando muy activamente. 


Profesionales y familias unidos para que los usuari@s del Cpap recuperen la autonomía física y emocional en su día a día.

http://www.cpapbergondo.es/

 

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada