RUTINA ESTRUCTURADA DE ACTIVIDAD durante la CUARENTENA

MANTENER UNA RUTINA ESTRUCTURADA DE ACTIVIDAD

Es importante seguir una rutina que incluya diferentes actividades para minimizar el impacto del malestar que puede generar esta situación pero también es una pauta en la que insistimos a lo largo del proceso de rehabilitación con todos nuestros usuarios. Podemos hacer un horario en formato escrito que guie nuestra rutina (en la figura 1 podéis ver un ejemplo). En esta rutina incluiremos actividad física (dentro de nuestras posibilidades logísticas y físicas), tareas de estimulación cognitiva, tareas domésticas, actividades de ocio y de sueño y descanso. Se han de mantener esas rutinas con unos horarios aproximados para no alterar nuestros ritmos circadianos.

Es recomendable tener alguna ocupación y responsabilidad en las tareas domésticas. Cada uno dentro de sus posibilidades y preferencias. La actividad mantiene la mente ocupada y la satisfacción de participar, de sentirse parte de las rutinas familiares. Muchos de vosotros ya estáis participando o habéis participado en los talleres de Actividades Instrumentales con Terapia Ocupacional. En estos talleres se trabajan las tareas que podéis desempeñar cada uno así que se trata de continuar el trabajo de rehabilitación en la misma línea que os solemos indicar durante los fines de semana o periodos de vacaciones.

Los que habéis finalizado los talleres de actividades instrumentales ya sabéis a lo que nos referimos, se trata de seguir las mismas pautas, mantener el nivel de actividad ya que es fundamental en este momento. En el ejemplo de rutina diaria podéis ver diferentes ideas de tareas domésticas.

En vuestra rutina diaria también se han de incluir actividades de ocio activas mentalmente.

-Es importante que sean actividades con un propósito, dirigidas a un fin. Se debe minimizar las actividades pasivas, aquellas en las que somos meros receptores de lo que ocurre en una pantalla.

-Decidir qué actividades que hacer, por ejemplo decidir qué película quiero ver en función de mis gustos.

-Pioriza aquellas actividades que estimulan la mente, como por ejemplo los juegos de mesa, juegos de cartas, etc.

-No es conveniente estar todo el día delante de la TV, recibiendo noticias sobre la crisis del COVID-19. Debemos delimitar los momentos dedicados a la información y seleccionar las fuentes utilizadas para ponernos al día de las noticias.

EJEMPLO DE RUTINA DIARIA

MAÑANA

-Rutina de higiene poniendo en práctica toda la autonomía adquirida en las actividades básicas de la vida diaria (aseo, vestido, etc)
-Preparar el desayuno
-Hacer cama, ordenar habitación y participar en tareas domésticas:

-Hacer colada (tender la ropa, recogerla una vez seca, doblarla… ), ordenar armarios, hacer la lista de la compra (o ayudar a hacerla), tareas de limpieza…

-Estimulación cognitiva: lectura, crucigramas, apps de estimulación cognitiva…
-Rutina de actividad física
-Hacer comida. Se puede hacer con diferentes niveles de participación; por ejemplo, como ayudante de cocina haciendo partes del proceso (picar alimentos, remover, vigilar los tiempos de preparación, leer la receta para ir marcando los pasos a seguir), hacer la receta con la supervisión de un familiar o hacer la receta completa si ya la he practicado previamente.

-Poner la mesa o ayudar en proceso (por ejemplo si no puedo trasladar los utensilios mi familiar los puede poner encima de la mesa y yo los colocaré correctamente)

-Recoger mesa o ayudar en proceso

TARDE

-Descanso
-Actividad de ocio activo.

-Ver película, documental, series.

-Lectura

-Crucigramas

-Relaciones sociales:

-Llamadas a familiares amigos, contactos en redes sociales

NOCHE

-Colaboro en poner la mesa, elaboración cena. etc. Como suelen ser recetas más sencillas puede ser una buena oportunidad para responsabilizarte de la elaboración completa de la receta.

-Recoger mesa.

-Ocio libre y relajación. Puedo aprovechar para practicar estrategias sencillas de relajación como la respiración consciente.

 

Recordaros también la importancia de intentar pasar todos los días un rato a la luz del sol. Algunas personas tienen la suerte de contar con un jardín o una terraza que puede permitirnos estar cada día un rato al aire libre. En caso de no contar con esta posibilidad podemos acercarnos a una ventana y siempre que sea posible abrirla para beneficiarnos de la luz natural.

Sandra Rubial y Verónica Coucerio, Servicios de Neuropsicología y Psicología  del CPAP.

Hacer una replica

Tu dirección de email no será publicada